El nombre de “La encina de Zeus” no es propiamente filosófico, aunque la temática de este blog sea en su mayor parte filosófica. No obstante, es sobradamente conocida la metáfora del árbol del conocimiento ofrecida por Descartes.
¿Por qué la encina? Porque es nuestro árbol más característico. “En un país con árboles pequeños o regalos a las montañas y las vegas de los ríos, la encina aparece como el gigante negruzco de tallo corto y grueso, de copa amplia y espesa, capaz de albergar a todos los animales de la dehesa y de alimentarlos con su fruto: las bellotas” (NEWMAN, A. Árboles guardianes de la magia). Además, dicen que Zeus, el rey de los dioses, meditaba debajo de una encina para encontrar solución a sus problemas.
Por todo ello, ¿qué mejor lugar para reflexionar, dialogar y respirar que una encina?...
(Si no estás familiarizado con la estructura del blog, encontrarás, en la barra lateral de la derecha, las Etiquetas o títulos de los temas que trato en el blog, así podrás navegar sin problemas. Además dispones, como etiqueta, del Mapa del blog, que te desplegará los diferentes temas con las distintas entradas.)

miércoles, 1 de agosto de 2012

CRITERIOS DE VERDAD

Las diferentes interpretaciones filosóficas de la verdad sugieren distintos criterios de verdad: la adecuación, la evidencia,  la coherencia, la perspectiva, etc. ¿Crees que en la vida cotidiana tiene sentido reflexionar sobre este tema? ¿Es importante saber con qué criterio de verdad analizamos la realidad y los pensamientos? ¿Es necesario plantear algún criterio de verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada